El Valle de Aran multiplicará por cuatro la población durante las vacaciones de Navidad, Año Nuevo y Reyes.

 

Baqueira Beret prevé tener abiertas el 100% de las pistas y se espera plena ocupación hotelera. Además de la oferta de esquí la Val d’Aran también propone para estos días una amplia oferta de aguas termales en el Baish Aran, excursiones con raquetas o senderismo con guías especializados, una inacabable oferta gastronómica y visitas culturales a los pueblos.

El Valle de Aran tiene una población cercana a los 10.000 habitantes pero durante estas vacaciones de Navidad, Año Nuevo y Reyes todo apunta a que casi cuadriplicará esta cifra.

El principal reclamo estos días en el Valle es la estación de esquí de Baqueira Beret. Desde la estación afirmaban ayer que “estamos en una situación inmejorable. Tenemos previsto abrir el 100 por ciento de las pistas el día 23 y en Navidad y en estos momentos ya es difícil encontrar un lugar para dormir a pie de pistas y cada día más en el resto del Valle de Aran”.

 

La conselhèra de Turismo del Valle de Aran, Anna Díaz, manifestó que se prevé que la ocupación hotelera media sea del 75% durante este largo periodo de vacaciones, “gracias a los buenos espesores de nieve que hay en Baqueira Beret, y el buen tiempo previsto para estos días “. Díaz señaló que “la semana fuerte será la de Año nuevo pero a partir de esta semnan ya comienzan a llegar numerosos visitantes al Valle. Actualmente en las cotas superiores de Baqueira Beret ya hay espesores de nieve de hasta 150 centímetros. Desde el Conselh Generau d’Aran afirman que la mayoría de visitantes que recibe el Valle estos días lo que buscan es “disfrutar de la nieve y hacer actividades al aire libre”.

Info: La Manyana/Conselh Generau d’Aran