Hoy se ha extraído del cauce del río Garona, el turismo que la madrugada del sábado se precipitó por el puente de la población de Es Bòrdes.

El vehículo, de la misma marca y color que el que también se precipitó a principios de noviembre en Vielha sobre el mismo río, ha tenido que ser rescatado por un camión pluma a más de 200 metros de distancia de donde tuvo el percance, debido a que fue arrastrado por la fuerza del río que con las lluvias de los últimos días está más crecido.

El percance tuvo lugar en la N-230 a la altura del puente que conduce a la población de Es Bòrdes, a primeras horas del domingo, cuando, por razones que se desconocen, se precipitó al río Garona al colisionar y atravesar la vaya de protección, sin que haya que lamentar ninguna víctima.

Durante la jornada dominical varios vecinos se acercaron hasta el lugar para observar la aparatosidad del siniestro.