La política aranesa y ex diputada de la CUP Mireia Boya ha quedado en libertad sin medidas cautelares después de su declaración durante un poco más de una hora ante el Magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Mireia Boya que ha llegado sobre las 10:30h, ha afirmado ante el juez que la declaración unilateral de independencia (DUI) del pasado 27 de octubre no era meramente “cosmética” sino que buscaba una “efectividad real”, según han manifestado fuentes presentes en la declaración, afirmación que contradice la calificación de “simbólica” que dieron a la DUI en sus respectivas declaraciones en el Supremo varios ex miembros del Gobierno también investigados en este procedimiento.

Boya ha negado que tuviera relación con el comité estratégico, si bien ha admitido que estuvo en reuniones en las que se debía definir la hoja de ruta soberanista por mandato de sus electores.

La ex diputada también ha insistido en rechazar las vías violentas para ejercer política porque “si hay algún acuerdo y conspiración entre todos es la no violencia” y “nunca ha habido violencia en Catalunya”, de manera que “la gente ha sido ejemplar” y esta forma de hacer “desmonta los delitos por los que nos acusan y que están provocando cárcel y exilio”.

Boya ha explicado que lo que ha venido a hacer ante el Supremo, es “explicar lo que realmente ha pasado”, “un proceso ratificado por las urnas”, que desembocó en un “referéndum que ganamos”, pero que “se vio truncado por un golpe de Estado en forma de 155”.

 

Info: La Vanguardia/Europa Press

Foto: Juan Manuel Prats (El Periódico)