Los expertos explicaron que la joven se culpa por no haber reaccionado con más contundencia física contra las agresiones.

La chica que denuncia que dos chicos la violaron en Vielha dice que no se resistió pero que “lloraba y decía que no”. En el juicio, celebrado en la Audiencia de Lleida, los dos acusados ​​han reconocido haber mantenido relaciones sexuales con ella, pero aseguran que fueron consentidas.

La defensa, ejercida por el abogado de La Manada, Agustín Martínez, solicita la absolución al entender que las relaciones fueron consentidas

Los hechos tuvieron lugar en agosto de 2017 a la salida de una discoteca en Betren. La chica ha declarado que ambos, que son tío y sobrino, la violaron aunque ella les pedía que pararan y la dejaran. Según los psicólogos, el testimonio de la chica es creíble. Los profesionales han explicado también que la joven se culpa de no haber reaccionado con más contundencia contra las agresiones.

La fiscal pide quince años de prisión para cada acusado por un delito de agresión sexual. La defensa, ejercida por el abogado de La Manada Agustín Martínez, por el contrario, solicita la absolución, al entender que las relaciones fueron consentidas y que la declaración de la presunta víctima tiene contradicciones e imprecisiones. Los dos jóvenes se encuentran en prisión preventiva después de que el tribunal rechazara su puesta en libertad a principios de este año.

Info y foto: ACN