Ipcena (Institució de Ponent per la Conservació i l’Estudi de l’Entorn Natural), ha presentado un recurso contencioso contra la comisión de Urbanismo del Pirineo por la autorización de la construcción de los telesillas de Baqueira en la Peülla, en el área periférica del Parc Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, a pesar de ser un espacio protegido desde 2002.

Según informa Diari Segre, el secretario general y portavoz de la asociación, Joan Vázquez, denunció que la Generalitat antepone “el derecho lucrativo de una empresa al derecho de la sociedad de disfrutar y proteger el medio ambiente”. “Veremos cómo estos telesillas no se construyen en el Parc Nacional”, aseguró Vázquez, “porque los espacios naturales se han declarado para que se protejan y no para que se destruyan”.

Los ecologistas aseguran que “no se va a construir” en la Peülla en zona protegida y reclaman a la Generalitat que recupere el Departamento de Medio Ambiente

El portavoz de Ipcena, Joan Vázquez, recuerda que el cambio climático afecta a todos los países y considera “inaceptable” e “incomprensible” que el gobierno de la Generalitat se siga olvidando de una carpeta “imprescindible para luchar por los derechos ambientales que son también los derechos de las personas “. Desde Ipcena denuncian también que desde la desaparición del Departamento de Medio Ambiente el año 2010 y la distribución de sus funciones en las consejerías de Agricultura y Territorio, principalmente, las inversiones en políticas ambientales se han reducido un 60%. “Un departamento roto, sin presupuesto que ha ido decayendo en la más absoluta dejadez”, lamenta Vázquez, que por todo ello considera prioritario que el gobierno “esté a la altura de los países más avanzados de Europa”.

Info: Ipcena/ Diari Segre