El oso Goiat mató hace dos días una oveja en Bossòst, en una explotación ganadera cercana a la carretera N-230 a menos de un kilómetro de esta localidad.

Así lo confirmó en declaraciones al programa “Tot es mou” de TV3, Joan Estevez, miembro de la plataforma de ganaderos del Aran. También el Conselh Generau d’Aran verificó el nuevo ataque de Goiat y apuntó que se trata de la sexta oveja muerta desde la vuelta de este ejemplar a Aran el pasado octubre tras pasar los meses de verano en Francia. Anteriormente, según el Conselh, Goiat devoró otras cinco ovejas más en la zona de Margalida.

Estos nuevos ataques de Goiat llegan casi al mismo tiempo en que la Generalitat y el Conselh han hecho público el protocolo de intervención con osos en los Pirineos que servirá de base para que las administraciones implicadas en la gestión del oso en los Pirineos puedan actuar ante conductas atípicas de determinados individuos. El protocolo define a Goiat como “ejemplar reiteradamente depredador” por lo que está previsto reforzar las medidas aversivas para intentar modificar su comportamiento y, según los resultados obtenidos, después de la valoración del Grupo de Trabajo del oso en los Pirineos, tomar la decisión de retirarlo del medio, si es que así se acuerda.

Imagen reciente de Goiat

Por su parte Joan Estevez en su intervención en el programa de TV3, afirmó que ninguna de las medidas adoptadas hasta ahora para intentar cambiar el comportamiento de Goiat han surtido efecto.

En este sentido cabe recordar que el Gobierno de la Generalitat considera que el comportamiento de este macho esloveno es “anómalo” por su voracidad y por una preferencia del todo inusual por el ganado equino.