El proyecto de Baqueira vuelve a los tribunales cuando Baqueira tenía previsto iniciar esta misma primavera los primeros telesillas del sector de La Peülla.

Baqueira lo tenía todo listo para iniciar los trabajos de instalación de los dos primeros telesillas del sector de Peülla la próxima primavera, pero con la presentación del escrito de demanda por parte de la entidad ecologista Ipcena ante el juez del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), se podría paralizar el proyecto, según informa La Manyana.

Ipcena solicita en el escrito ante el juez que se desautorice el telesilla proyectado dentro del área periférica del Parque Nacional de Aigüestortes. La entidad ecologista también solicita que se impida dar permiso a la estación para verter aguas residuales en el río Bonaigua, su nacimiento está en La Peülla dentro de un espacio con protección.

Los ecologistas también piden que se impida hacer vertidos de aguas residuales al río Bonaigua, que nace en la Peülla y que está dentro de un espacio protegido.

El portavoz de Ipcena, Joan Vázquez, afirmó el pasado jueves en La Manyana que “con la presentación del escrito de demanda el contencioso queda ahora visto por sentencia y esta no se producirá seguramente antes de un año”.

Esta situación deja en el aire en estos momentos el proyecto y su ejecución, si bien desde Ipcena señalan que “sí que se podrían hacer obras no vinculadas al contencioso”. Baqueira Beret tenía previsto iniciar esta misma primavera la construcción de los dos primeros telesillas de la nueva estación de la Peülla ya que el Ayuntamiento de Alt Àneu ya otorgó la pertinente licencia de obras. Uno de los telesillas conectaría el Cap del Port de la Bonaigua, a 2.070 metros de altitud, con el Cap de Peülla, a más de 2.300 metros de altura. Este remonte permitiría la conexión con el actual dominio esquiable de la Val d’Aran. El otro conectaría la zona baja de la Peülla, con el Cap del Port.

Estos dos nuevos telesillas que se planeaba instalar este mismo año suponen una inversión de unos 9 millones de euros.

La pilona de la discordia

La ampliación/reordenación de la Peülla incluye la construcción de un nuevo telesilla que afecta el área periférica de Aigüestortes, en concreto el trazado del mismo más a resguardo del viento, tendrá alguna pilona dentro del área Natura 2000 lo que motivó la oposición ecologista.

Precisamente en esta zona se tiene previsto habilitar la cafetería y las pistas para debutantes, mientras que el otro remonte es el que permitiría la conexión con el actual dominio esquiable de la Val d’Aran. Ambos telesillas se instalarán en la misma dirección del viento, precisamente para permitir su funcionamiento en días de fuerte ventisca.

El proyecto prevé una inversión global estimada de 22,85 millones de euros.

Info y fotos: La Manyana / Lugares de Nieve