Originario de Vielha, se licenció y doctoró, Cum Laude, en Medicina en la Universitat de Barcelona. Oftalmólogo, especialista en cirugía de retina y cataratas en el Hospital Joan XXIII de Tarragona y profesor asociado en la Universitat Rovira i Virgili, ha abierto una consulta en Vielha , Oftalmología Aran, desde junio.

Buenos días Alejandro, ¿Desde cuándo eres especialista en Oftalmología?

Buenos días Jorge. Terminé la especialidad en 2014, aunque la alargué un año y medio más para completar la subespecialización en enfermedades de la retina y el doctorado en el Hospital de Bellvitge, a través de una beca.

¿De dónde te viene la vocación?

La oftalmología es una especialidad muy resolutiva que trata enfermedades con un gran impacto en la calidad de vida del paciente y de forma medible en el día a día. Esto hace la consulta de oftalmología especialmente reconfortante. Además, el desarrollo tecnológico que la oftalmología está teniendo resulta interesantísimo.

¿Cuál es el principal motivo por el que has decidido abrir tu propia consulta en Vielha?

Yo diría principalmente que porque ofrece la posibilidad de ejercer una medicina privada “a la antigua”, trato cercano y personalización, alejada del modelo de sanidad privada que parece estar imponiéndose, quizá más centrado en cuadrar balances que en un ejercicio satisfactorio de la profesión.  Además, poder volver a casa aunque sólo sea en parte, a crear una cosa, hace una profunda ilusión.

¿Cuáles son principales enfermedades que nos afectan a la visión?

Sin duda lo más frecuente son las llamadas ametropías (miopía, hipermetropía, astigmatismo y vista cansada) seguidas de las alergías, el ojo seco, las cataratas y el glaucoma en la población de más edad. Está habiendo además un aumento de prevalencia de la degeneración macular y el daño diabético de la retina. Otras situaciones más devastadoras como el desprendimiento de retina son mucho más raras.

¿Cada cuánto tiempo recomiendas hacer una revisión de la vista?

La primera revisión se debería realizar durante los primeros cuatro años de vida. A partir de los 40 años aumenta significativamente la incidencia de problemas diversos por lo que una revisión cada dos años a partir de esa edad resulta recomendable. Por supuesto, ante la aparición de algún síntoma a cualquier edad conviene una evaluación precoz del mismo.

Estar mucho tiempo ante el ordenador o viendo la televisión perjudican a la visión, ¿qué consejos nos darías para que no sean tan graves?

Es sencillo: Procurar una buena postura de espalda y cervicales, asegurar que estamos bien graduados de la vista para evitar la fatiga visual y tomar descansos de vez en cuando, esto último para evitar la sequedad ya que al concentrarnos en pantallas parpadeamos menos.

¿Hay ejercicios para hacer en casa que sean beneficiosos para nuestros ojos?

El mejor ejercicio es evitar malos hábitos y consultar si apreciamos alguna anomalía en nuestros ojos. Algunos ejercicios visuales aportan beneficios, sobretodo en niños, pero estos han de ser muy individualizados y seguidos de cerca, puesto que mal ejecutados pueden ser incluso perjudiciales.

En tu nueva consulta, ¿qué servicios ofreces a tus pacientes?

La consulta está preparada para el diagnóstico de todo el abanico de enfermedades visuales, así como del tratamiento y seguimiento de la mayoría. Trabajo en colaboración estrecha con los ópticos de la zona para optimizar el tiempo y calidad de la consulta, y dispongo de acuerdos con algunos centros privados de Lleida y Barcelona para realizar en sus instalaciones los procesos más específicos como intervenciones quirúrgicas.

¿Cómo y cuándo pueden localizarte las personas interesadas en tus servicios?

En la web www.oftalmologiaaran.com encontrarán información adicional de la consulta y la posibilidad de contactar por email para concertar una visita, también se puede concertar cita en el 683 117 329.

A nivel personal, ¿qué es lo que más echas de menos cuando estás fuera de casa?

Sin duda la família y la sensación general de estar en casa. Aún hoy en Tarragona, trece años después de irme para estudiar, me sigo sintiendo como un aranés temporalmente fuera de casa.

Y para finalizar, ¿qué es lo que más te gusta del Valle de Aran?

Enlazando con la pregunta anterior, la sensación de estar en casa, y más en general la proximidad que da una comunidad pequeña y el entorno natural extraordinario.