La Ertzaintza detuvo la semana pasada a tres personas en Vielha acusadas de formar parte de una organización criminal que presuntamente ha defraudado 40 millones de euros en el IVA de la venta mayorista de carburantes.

Según publica el Diari Segre de fuentes de la Policía vasca, tras la denuncia de la Hacienda foral de Gipuzkoa, se inició una operación policial, denominada “Martzi”, que ha culminado esta semana con el arresto de once personas en Vielha, Irún, Madrid, Ciudad Real y Córdoba.

La investigación se inició a principios del pasado mes de julio tras recibir un encargo del Juzgado de Instrucción 3 de Donostia, derivado de la denuncia judicial interpuesta por la Hacienda Foral de Gipuzkoa, que a principios de año detectó irregularidades en relación a la trama.

El delito consistía en no ingresar a Hacienda el IVA derivado de la intermediación en la venta de carburantes que el presunto grupo criminal hacía entre empresas petrolíferas y gasolineras del sur y el levante peninsular.

El fraude permitía a los detenidos ofrecer a las estaciones de servicio precios inferiores a los del mercado, provocando un grave perjuicio a los competidores que sí cumplían con las obligaciones fiscales.

Según la investigación, esta trama constituyó una empresa a finales de 2015 y operó de forma ilegal durante 2016. La actividad continuó en 2017 a través de una segunda empresa. La operación finalizó la primera semana de enero de este año con un operativo policial que permitió localizar a once personas sospechosas de formar parte del grupo criminal  de las cuales tres fueron arrestadas en Vielha.

Mossos d’Esquadra y Guardia Civil, llevaron a cabo un total de catorce registros. En los inmuebles de los detenidos los agentes encontraron documentación, ordenadores, teléfonos y archivos informáticos, así como 91.000 euros en metálico, joyas y ocho vehículos de alta gama, varios de ellos valorados en unos 100.000 euros.

Las compras de carburante a las empresas suministradoras se hacían casi a diario por valor de decenas de miles de euros. Tras pasar a disposición judicial, el juez decretó el ingreso en prisión del cabecilla y dejó en libertad con cargos al resto.

INFO: Diari Segre/ EFE