La operación forma parte de un plan, con jaulas trampa, para identificar y tener localizados a los animales.

Un oso joven fue capturado el pasado domingo de buena mañana en el marco de la acción del Piroslife de captura y monitorización de osos, para evitar conductas conflictivas y facilitar la gestión preventiva.

El oso fue equipado con un collar GPS y emisores VHF, microchip e identificadores de oreja, y sometido a una exploración veterinaria. Se realizaron biometrías y obtención de muestras biológicas, que permitirán conocer la identidad y la filiación.

El ejemplar, estaba en buenas condiciones físicas y todo el protocolo de captura y marcaje transcurrió sin incidentes. En el operativo, dirigido por técnicos y agentes del Conselh Generau d’Aran, participó también personal de la Generalitat de Catalunya; técnicos del Departamento de Territorio y Sostenibilidad, de Forestal Catalana y del Cuerpo de Agentes Rurales.

El ejemplar fue liberado tras realizar esas pruebas. Todo el protocolo de captura y marcaje transcurrió sin incidentes.

Info: Conselh Generau d’Aran