La Policía Nacional ha detenido en Vielha a un hombre de 30 años, de nacionalidad española, como presunto autor de seis delitos de abusos sexuales cometidos sobre tres jóvenes cuando eran menores de edad aprovechando que les daba clases de apoyo en Castellón y Valencia. Las tres víctimas tienen sus domicilios en localidades valencianas. Las víctimas tenían entre 8 y 15 años.

Los agentes realizaron un registro domiciliario en Vielha, donde intervinieron un ordenador portátil, tres teléfonos móviles, entre otros efectos y diversa documentación. Tras la detención del presunto pedófilo, los policías detectaron otras tres víctimas. El acusado trabajaba de profesor en una escuela de Vielha, al menos durante la primera detención, en octubre de 2017. Cuando fue detenido por segunda vez, en mayo de 2018, el acusado ya no trabajaba de profesor sino en una empresa de transporte.

Las investigaciones policiales se iniciaron en agosto del año pasado, cuando los agentes de una comisaría valenciana tuvieron conocimiento de que un joven, que entonces tenía 14 años, había sido víctima de abusos sexuales durante varios años por parte de un hombre que le ayudaba con los estudios.

El pedófilo, que residía en Vielha, se ganaba la confianza del entorno familiar de las víctimas y se ponía violento si se le rechazaba

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que la víctima había conocido al sospechoso en una congregación de una localidad de Castellón a la que habían acudido los dos, y en un momento determinado había comenzado a ayudarle con los estudios. De esta manera y poco a poco se había ido ganando la confianza de todo su entorno familiar. Los agentes de la Policía Nacional averiguaron que al principio los abusos presuntamente consistían en tocamientos, hasta que en un viaje que realizaron llegó a tener acceso carnal. Si se negaba, al parecer, el sospechoso se ponía violento.

En febrero de este año, los policías conocieron que otros dos jóvenes habían sido víctimas de abusos sexuales cuando eran menores por parte del sospechoso, utilizando el mismo método. A estos los había conocido en la misma congregación, pero esta vez de una localidad valenciana, y tras ofrecerse a ayudarles con los estudios y ganarse la confianza de los padres habría comenzado con los abusos. Además, les hacía regalos y les pagaba viajes.

Los agentes averiguaron la identidad del sospechoso, así como que tenía su domicilio en el Valle de Aran, donde establecieron diversos dispositivos de vigilancia, siendo detenido al salir de su domicilio como presunto autor de tres delitos de abusos sexuales. También realizaron un registro e intervinieron material informático y documentación.

Tras su detención, la policía detectó que había otras tres víctimas que habrían sufrido abusos. El presunto pedófilo, con antecedentes, fue puesto a disposición del juzgado de guardia que decretó su ingreso en prisión.

Info: Agencia EFE