Hoy se ha reunido de forma urgente y extraordinaria la Comisión de Asuntos institucionales formada por los portavoces de los tres grupos políticos con representación en el Conselh Generau d’Aran donde se ha acordado convocar un pleno extraordinario para el día 2 de noviembre a las 9:30 horas donde se discutirá la aprobación de un acuerdo institucional que luego será sometido a los plenos de todos los ayuntamientos de la Val d’Aran.

Ante la grave situación política que viven el Govern de la Generalitat y el Gobierno del Estado, el Conselh Generau d’Aran lamenta las situaciones de sufrimiento y de conflicto político y social que se viven lamentablemente con intensidad en toda Cataluña, lo que no debería haber sucedido nunca; ni encarcelamientos, ni imputaciones penales, ni cese de los miembros del Govern de la Generalitat, como consecuencia de la aplicación del artículo 155 de la Constitución de 1978 y como reacción a la declaración de la república por el Parlament de Cataluña. Aunque desgraciadamente esta es la realidad a día de hoy.

En cuanto a la afectación que la aplicación del artículo 155 ha tenido para el Conselh Generau d’Aran, a estas alturas significa la pérdida de interlocución política para posibilitar el desarrollo de la Ley de Aran y el logro de competencias y un mayor autogobierno, demanda histórica del Conselh Generau d’Aran. Con la convocatoria de elecciones autonómicas para el 21 de diciembre parece prudente esperar a la constitución del nuevo gobierno de la Generalitat para continuar con las negociaciones.

También se ha evidenciado, que ahora es el momento de formalizar un acuerdo institucional de país, que debe marcar el objetivo de avanzar en el desarrollo de la Ley de Aran y también estar muy atentos a una posible reforma de la Constitución española, como la oportunidad clave para conseguir un nuevo reconocimiento constitucional de la singularidad de la Val d’Aran.

En la reunión de la comisión de asuntos institucionales, también se ha hecho un reconocimiento al Parlament de Cataluña en agradecimiento a la aprobación y tramitación de la Ley del régimen especial de Arán del 5 de febrero de 2015. Por eso también hay que avanzar en estos mecanismos de relación, así y sólo así, se podrá garantizar el despliegue de nuestra ley.